Salas – Tineo

La parte más difícil de esta etapa es el primer tramo que sube desde los 250 mts. de Salas hasta los 650 del alto de la sierra de La Espina o de Bodenaya. Sin embargo es uno de los más bonitos del camino.

Sigue, hasta su entronque con la carretera, el curso alto del río Nonaya, entre viejos robles y castaños. Una vez coronado el alto ya recorre la altiplanicie de La Espina por terrenos más llanos.

 

 

Salas es otra de las villas fundadas por Alfonso X El Sabio, hacia 1270, alrededor del antiguo castillo y sobre la ruta comercial y peregrina hacia Galicia.

 

La torre, sucesora del castillo, forma parte del Palacio de Valdés-Salas, solar y casa natal de D.Fernando (1483-1568) que fue Arzobispo de Sevilla, Inquisidor General y fundador de la Universidad de Oviedo.

 

Al borde de la vieja carretera que cruza la villa, se levanta la Colegiata de Santa María la Mayor, obra del siglo XVI. En su interior pueden verse dos retablos barrocos del XVIII y el magnífico mausoleo realizado en alabastro de D. Fernando Valdés Salas.

 

En esta iglesia tuvo lugar en 1586, el conocido hecho protagonizado por el peregrino genovés Bartolomé Cassano, que fue sorprendido robando unos candelabros de plata y confesó haber realizado otro hecho similar en la villa guipuzcoana de Zarauz, por lo que fue condenado a ser ahorcado en aquella localidad.

La capilla de San Roque es el único vestigio de un antiguo hospital de peregrinos.

En La Espina hubo dos hospitales, la Malatería de Bazar y el hospital fundado para albergar peregrinos y caminantes con anterioridad al año1268, pues en esta fecha ya se menciona como dependiente del Arzobispado de Santiago.

Entra enseguida el camino en el concejo de Tineo por La Pereda, El Pedregal  y Santa Eulalia, poco antes de subir al campo de la ermita de San Roque, que constituye uno de los lugares mas significativos del camino a su paso por el municipio.

Desde aquí apenas falta ya un kilómetro para que el peregrino alcance la iglesia parroquial de San Pedro, que antes fue capilla de la antigua comunidad de franciscanos de San Francisco del Monte, que durante muchos años asistieron  a los peregrinos que llegaban a la villa de Tineo, y ahora encuentran refugio en el Albergue Mater Christi de propiedad municipal y gestionado por nuestros compañeros de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur-Galaica del Interior.

Puedes ver el “Croquis y Perfil” de la etapa.